Reseña sobre el Foro Estudiantes de Ciencias ante la coyuntura nacional.

Jun 16, 2012 by

Por Fabrizzio Guerrero Mc Manus

 

El día de hoy, jueves 24 de mayo de 2012, se llevó a cabo en la Facultad de Ciencias un foro en el cual se le pidió a los estudiantes de dicha facultad que se posicionaran en torno a la coyuntura nacional que estamos viviendo. El foro fue organizado por los profesores de las asignaturas de Naturaleza y Sociedad (de Biología) y de Ciencia y Sociedad (de Física y Matemáticas). Tuvo una asistencia de 50 personas que nos reunimos en el anfiteatro del conjunto Amoxcalli.

 

Como nota histórica ambas materias son parte del legado del 68. Fueron creadas en los 1970 precisamente para generar un acercamiento entra las ciencias naturales, las ciencias sociales y las humanidades. Ambas materias tienen una herencia marxista profunda aunque ahora se complementan con posturas del postestructuralismo, los sistemas complejos y otras herramientas propias de las humanidades y ciencias sociales.

Debo decir que fue una experiencia gratificante y que me dejó renovado y esperanzado. Los profesores habíamos acordado que las intervenciones se enfocaran en temas de ciencia, educación, ambiente, derechos animales, naturaleza humana, riesgos tecnológicos, desarrollo y tecnología, etc.

La primera intervención versó sobre el problema de la soberanía alimentaria en México y los riesgos que actualmente enfrenta la biodiversidad en México. El estudiante en turno defendió la importancia de implementar estrategias de democracia participativa y de tener un manejo integral de la agrobiodiversidad que logre, por un lado, mantener la riqueza florística y faunística de México y, por otro, combatir la escansez y la dependencia alimentaria de México.

Después de eso la siguiente intervención se concentró en el problema del software libre en la educación. Se señaló que el software con propiedad intelectual ha generado grandes dependencias en la educación científica de México. Asimismo, se hizo énfasis en la paradoja de que la misma Facultad de Ciencias compré software con licencia cuando podría ella misma desarrollar plataformas de acceso gratuito. Desde luego no faltó una mención al incidente de Megaupload y los problemas que entraña la Propiedad Intelectual de tecnologías de información y productos bibliográficos.

Acto seguido, cuando parecía que los estudiantes de la Facultad habitaban un mundo donde sus principales preocupaciones eran el software libre y la crisis de la biodiversidad, tuvimos la oportunidad de presenciar una bella intervención por parte de un estudiante de física.

Este alumno usó como metáfora al Principio de Incertidumbre de Heissenberg para describir la situación electoral actual. De una manera profundamente crítica señaló que los cuatro candidatos y sus partidos respectivos son lastimosos ejemplos de propuestas que están a medio camino entre la farsa y el mesianismo. Pero quizás lo más interesante de esta misma plática fue la forma en la cual se señaló que tanto los discursos que manipulan como aquellos que pretenden ser su crítica terminan por ser formas sutiles de movilizar al electorado y convencerlo de hechos que, sin embargo, están plagados de incertidumbre. La recursividad no le es extraña a los físicos ciertamente porque este estudiante concluyó señalando la importancia de operar desde esa misma incertidumbre, dudando de la veracidad de todos los discursos presentes hoy en el imaginario. El argumento del menos malo incluído.

A continuación una alumna nos narró algunos de los problemas propios de la educación básica en México. Por un lado señaló la indiferencia de muchos maestros, por otro, la importancia de rescatar al sindicalismo de sí mismo. Hacerse la pregunta de hacia dónde debe ir la educación en México sin pasar por la OCDE fue su punto central.

La siguiente intervención fue algo más general. Se enfatizó la importancia de la autocrítica para no caer en la falsa creencia de que hay buenos y malos. Se dijo que “el sol brilla para todos pues una luz que brilla para sí es oscuridad”. Una alusión budista que pretendió enfatizar la importancia de un discurso incluyente. De hecho, la frase que más se oyó a lo largo del foro tenía como contenido la importancia de darle voz y respeto a un otro con el cual se puede tener una diferencia profunda.

En ese sentido el foro ciertamente fue un éxito pues no hubo descalificaciones ni un exceso de adjetivos superfluos.  Cada quien comentó desde su postura respetando a los otros, oyendo e interviniendo sin perder de vista al otro y a la autocrítica.

El siguiente ponente nos habló del problema de las culturas científicas en México y su recepción en el público general. Se enfatizó no sólo la importancia de encontrar nuevas vías para generar una cultura científica en México sino también la responsabilidad que tenemos para con la educación. Se criticó en este sentido la indiferencia de muchos en lo que respecta al tema de las Universidades Patito.

Este tema encontró continuidad en la siguiente intervención. Se señaló que es importante tener políticas públicas desde la ciencia y hacia la ciencia para evitar una tecnocracia de facto. Eventualmente esta intervención, a cargo de un profesor del seminario de Ciencia y Sociedad, abordó el tema de las elecciones y el movimiento “yo soy 132”.

Debo decir que fue una intervención compleja. Por un lado, señaló rupturas con el pasado reciente, por otro lado señaló problemas que aún cargamos. Señaló que meses antes de la elección del 2000 hubo un incidente policiaco deplorable que implicó a la UNAM y al fin de la huelga. Señaló que en el 2006 tenía pocos meses de haber sucedido el enfrentamiento entre la APPO y las fuerzas del orden en Oaxaca; Atenco también acababa de ocurrir. Hoy, sin embargo, no tenemos ningún incidente de esa índole. Las 60 mil muertes están allí, es verdad, pero no hay un uso de la violencia de Estado en contra de un sector de la sociedad civil que se esté manifestando. En eso, dijo, habría que ser claros pues hay una discontinuidad.

Sostuvo, así también, que no se identifica con el movimiento “132” por considerarlo burgués y por considerar que ha gozado de un mayor apoyo mediático porque emana de las Universidades Privadas y no de las Universidades Públicas. Sin embargo celebró que ahora también en las clases medias que pueden pagarse la educación privada haya una actitud más crítica.

Su prognosis fue, empero, más lúgubre pues cree firmemente que la inexperiencia de los jóvenes de este movimiento llevará a su cooptación por algún grupo político o a su desvanecimiento como fenómeno mediático. Aclaró, eso sí, que muchas de las críticas que circulan hoy en las redes sociales contra Enrique Peña Nieto carecen de cualquier estrategia argumentativa.

En una intervención posterior un alumno nos recordó a todos la importancia de salir de la Torre de Marfil de la Academia.

La siguiente intervención, a manos de una bióloga, volvió al tema del 132 y de la supuesta cortina informativa. En su opinión deberíamos ser algo más sofisticados y no sólo suponer que se nos manipula con aquello que ya ha sido señalado como una estrategia mediática de manipulación, válgase la redundancia; hay veces, nos dijo esta alumna, que se nos manipula con un discurso que se presenta como resistencia, como revelación. En su opinión muchos de los partícipes del movimiento “Yo soy 132” se han comprado las fórmulas de AMLO. Añadió que hay medios y hay medios, hay reporteros respetables y hay reporteros de los que habría que sospechar; la generalización es en sí sospechosa.

A continuación un alumno hizo énfasis en no olvidar los problemas del campesinado pues estos movimientos pecan de ser muy urbanos. Esta acotación fue complementada por la intervención del profesor de Ciencia y Sociedad señalando que mucho del movimiento “yo soy 132” es visceral y no argumentativo.

Curiosamente un antiguo CGH-ero intervino en este punto para señalar lo mucho que se ha ganado desde 1999. Dijo que en esa época aquellos de nosotros que nos fuimos a la huelga fuimos calificados de porros y pseudoestudiantes. Hoy, en cambio, los estudiantes fueron prontamente defendidos por los mismos medios masivos que en ese entonces nos satanizaron. Esto se ha dado gracias a la novedad de las redes sociales y al impacto que ya tienen en los medios impresos más tradicionales. Un antiguo CGH-ero señalaba así lo mucho que se ha ganado en apertura mediática y oportunidades de crítica en tan solo 13 años.

El tema del sindicalismo volvió a surgir. Un estudiante señaló que a pesar de sus problemas el sindicalismo sigue siendo una estrategia para defender los derechos de los trabajadores. Se lamentó de que AMLO pretenda intervenir en el SNTE ya que, con todos los problemas reconocidos, esto es competencia de los maestros y podría poner en jaque sus derechos una intervención desde la presidencia.

Este mismo joven, estudiante de física, comentó que habría que tener cuidado con la crítica simplista de los liderazgos. Una frase gigante vino después cuando afirmó que “La idea de AMLO salvando el país es una idea rara y retorcida”.

En este punto el tema de la libertad informática y los movimientos sociales se tocaron de manera conjunta. Se reconoció que es legítimo y democrático que existan software con propiedad intelectual pero que es menester generar espacios sin propietarios para poder garantizar la continuidad de lo ya ganado.

 

Debo comentar en este punto que cuando se tocaron dos propuestas del movimiento “yo soy 132” se les recibió con cierta inquietud. El llamado a la cadena nacional y la idea de Ombudsman no fueron recibidas de bien agrado. Hay la posibilidad, según muchos de los que asistimos, de que estas posturas terminen por coartar la libertad de prensa misma.

El seminario finalizó con una actitud positiva e inspiradora. Un aire de respeto, pluralidad y simetría nos acompañó en todo el evento. Es honestamente un orgullo ser un exalumno y un profesor de la Facultad de Ciencias. Por algo en nuestro patio Quetzalcoatl levanta a Prometeo.

 

“Por mi raza hablará el espíritu”.

 

Fabrizzio Guerrero

 

Comentarios de Facebook

Related Posts

Tags

Share This

468 ad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *